El equipo de Gobierno hace balance del primer año de gestión destacando el “cambio de actitud, la transparencia y el diálogo”

El equipo de Gobierno formado por PSOE y Compromís ha hecho balance de su primer año de mandato municipal. El alcalde, Rubén Alfaro, y el portavoz de Compromís, Manuel Ibáñez, han destacado la importancia del diálogo con las instituciones, los agentes sociales y económicos y el resto de partidos como asuntos clave para ”avanzar en proyectos importantes para la ciudad”.

Desde que se constituyera el nuevo ayuntamiento tras las elecciones municipales de 2015, se han puesto en marcha varias medidas centradas en el buen Gobierno, pasando de estar en el ranking de los ayuntamiento más opacos a cumplir más del 85% del índice de transparencia internacional y situando a Elda como un referente en transparencia; en la promoción económica y el empleo, con numerosas iniciativas emprendidas desde Idelsa para el reciclaje, la capacitación profesional y la promoción del empleo entre los jóvenes; en materia de Seguridad Ciudadana, con la creación de la Brigada Canina y otras acciones encaminadas a mejorar la seguridad como un factor clave para el bienestar; una amplia participación pública y de los agentes sociales de la población en el proceso para diseñar el Plan General de Ordenación Urbana que definirá la Elda del futuro; el incremento de dotación económica en Servicios Sociales destinada a la atención a los más desfavorecidos, los servicios de comedor y otras necesidades básicas de alimentación principalmente para los niños, la renta básica garantizada y problemas habitacionales; así como otras acciones como la adhesión al programa Xarxa Llibres, y numerosas iniciativas en los departamentos de Obras y Servicios, Sanidad, Cultura, Juventud, Participación Ciudadana y Solidaridad, Medio Ambiente y Deportes, entre otros.

El alcalde ha señalado que “aun cuando se trata de un programa para cuatro años de Gobierno, hemos puesto en marcha sin dilación una serie de políticas de progreso”, si bien ha reconocido que “este primer año no ha estado exento de dificultades técnicas y económicas pero somos optimistas respecto a todo lo que vamos a hacer en lo que queda de mandato”.

En este sentido, el primer edil ha recordado las limitaciones impuestas por el Gobierno de la nación en materia de actualizar la tasa de reposición del personal municipal, o la imposibilidad de destinar el superávit a planes de empleo que aporten mejoras en la ciudad y den respuesta a uno de llos principales problemas que tiene Elda.

Del mismo modo, el portavoz de Compromís ha destacado la importancia de “abrir las puertas del Ayuntamiento de par en par, estando en todo momento a disponibilidad de los ciudadanos para escuchar sus necesidades“. Ibáñez ha señalado que “somos conscientes de que queda mucho por hacer y por mejorar”, añadiendo que “nuestros compromisos de gobierno son firmes, y también nuestra voluntad de cumplirlos“. “Hemos dejado a un lado las siglas de nuestros partidos y nos hemos unido para atender las necesidades de los ciudadanos”.

En cualquier caso, defiende que “lo más difícil se ha conseguido” que es “devolver la ilusión y la pasión por nuestra ciudad desde la colaboración, el respeto por las ideas y el trabajo en común de todas las instituciones y agentes sociales”.

Esta entrada fue publicada en noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.