Continúa la fiscalización y el pago de la primera fase del programa Xarxa Llibres

El concejal de Educación lamenta que el PP quiera alarmar a los ciudadanos y hacer campaña en una materia en la que no puede dar ejemplo

El pago de la primera fase del programa “Xarxa de Llibres” se está llevando a cabo este mes por parte del consistorio eldense, siempre tras la fiscalización de los expedientes que fueron presentados por las familias. “Antes de nada, quiero solicitar disculpas por el retraso que está sufriendo nuestra población en el pago de éste programa que es muy complejo, con más de 3.300 expedientes. Se trata de un proyecto de la Consellería que hemos asumido para beneficiar a nuestros ciudadanos, y pedimos disculpas si hemos tenido errores en un proyecto de un tamaño que nunca se había llevado a cabo en la concejalía de educación”, ha apuntado el concejal del área, Fernando Gómez, quien también ha añadido “hemos sido claros en todo momento con los ciudadanos, con varias reuniones con la Agrupación de AMPAS y en consejos escolares, y vamos a seguir siéndolo, por ese motivo voy a explicar dentro de la complejidad del caso como ha sido el proceso y en que situación se encuentra”.

Cabe recordar que el 13 de Noviembre se aprobó en pleno la adhesión de Elda al programa impulsado por la Generalitat Valenciana, con los informes en contra de intervención y secretaría. “A nivel político hemos puesto todo lo que ha estado en nuestras manos, no podíamos dejar a los eldenses sin esta ayuda y que las localidades vecinas si la tuvieran , por eso sacamos adelante en pleno la propuesta de adhesión pese a los informes en contra”, ha señalado el responsable del área.

Al carecer de partida presupuestaria en 2015 el Ayuntamiento tuvo que adherirse al programa con cargo al ejercicio 2016. El presupuesto se aprobó finalmente en Marzo, con el consenso de todos los partidos políticos de la ciudad y sin ningún voto en contra, cuestión que también retrasó los pasos a seguir en Xarxa Llibres. Otro de los requisitos tras aprobarse el presupuesto para poder tramitar el expediente era la aprobación del plan estratégico de subvenciones, que se llevó a cabo a mediados de abril.

“Hay cuestiones que ya no dependen de la voluntad e implicación de uno, si pudiera revisar yo todos los expedientes lo haría sin pensarlo. El dinero para pagar está. Preparamos un dispositivo especial para atender a las familias de la manera más organizada posible, en la planta baja del Ayuntamiento, en el PROP. Lo dotamos de medios humanos, con 25 personas, de medios técnicos, con 14 equipos informáticos, y medios económicos, con 25.000 euros en horas extraordinarias” ha explicado el edil de Educación.

A finales de Abril, una vez aprobado el plan estratégico de subvenciones, se trasladó el expediente a Intervención para iniciarse el proceso de fiscalización. Dicho departamento realizó una muestra de 304 expedientes, en la que hubo un alto porcentaje de incidencias. Tras el muestreo, desde intervención se decidió revisar uno a uno cada expediente, y ese es el trabajo de fiscalización que falta y que se está realizando. “Respeto el trabajo de los funcionarios de esta casa y han decidido tener un control exhaustivo, un nivel alto de fiscalización, hay que tener en cuenta que el dinero es de todos y no sólo de los que participan en el programa. Desde el equipo de gobierno pedimos tranquilidad a las familias porque el pago se va a realizar siempre que el expediente esté correcto. Las incidencias que están apareciendo tienen un periodo para subsanarse. Sólo algunos expedientes con incidencias graves, que no cumplen con los requisitos de las bases, pueden verse afectados”, apunta Gómez.

Se ha creado un dispositivo especial para la fiscalización de todos los expedientes y el lunes se elevaron a la Junta de Gobierno los primeros validados para procederse al pago. A las próximas Juntas de Gobierno llegarán el resto, tras su fiscalización, hasta abonarse el total.

El Partido Popular no puede dar lecciones en educación

Aunque el edil de educación no ha querido entrar punto por punto a valorar las manifestaciones vertidas en los últimos días por el Partido Popular, a su parecer para hacer campaña electoral, si ha querido dejar claro que “El PP pretende ahora dar lecciones en materia de educación, cuando en los últimos 20 años ha sido incapaz de atender una demanda social como ésta, la gratuidad de los libros de texto, y que ahora si va a ser posible, por eso entiendo que les fastidie”.

Además, ha ofrecido datos sobre el cambio de políticas que se han producido en la Comunidad Valenciana, explicando que durante los años que han estado gobernando los populares se han dedicado a otras cuestiones que no son ofrecer ayudas a la compra de libros como ahora. “Un informe reciente de la Intervención General de la Generalitat Valenciana reveló las políticas que el PP hacía en educación, el caso Ciegsa es una prueba de ello, donde construían colegios con unos sobrecostes que alcanzan los 1.000 millones de euros y que hubiese supuesto el contar ahora con 200 centros educativos más. O los 92 millones de euros que han costado hasta 2014 el alquiler de las más de cuatrocientas aulas prefabricadas que hemos tenido que soportar, por cierto que en Elda contamos con la Escuela Infantil Santa Infancia en barracones desde el 2008, y con el coste del alquiler se podría haber construido nueva. También el PP tiene cifra record en su última legislatura: 834 aulas menos en la pública y 95 más en la concertada”.

Por otro lado el concejal de Educación ha destacado lo conseguido durante éste año por el nuevo gobierno valenciano y que ha denominado “la reconstrucción de la educación” resaltando cuestiones como la gratuidad de los libros de texto y otras como que “la Consellería ha triplicado su plantel de arquitectos para acabar con las aulas en barracones y tiene previsto invertir 482 millones de euros en construir 124 nuevos colegios, así como reformar parcialmente otros 116. Entre los nuevos centros está prevista la construcción del nuevo edificio de Santa Infancia. También se van a ofertar 70 aulas experimentales de 2-3 años como la que ha tenido el Colegio Almafrá y varias podrían venir a Elda. Además, veinte años después, la escuela pública contará con 415 aulas nuevas y la concertada perderá 11. Otros ejemplos de esa diferencia de políticas son el incremento del 27% en becas universitarias, el nuevo Bono Infantil para escolarizar a niños de 0 a 3 años, o el aumento de 3.000 plazas más en Formación Profesional”.

Además, Gómez ha querido finalizar indicando que “en ningún momento Fran Muñoz ha mostrado su ayuda o colaboración, y podría hacerlo porque él y dos compañeros más de su partido reciben salario del Ayuntamiento”.

Esta entrada fue publicada en noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.