El PSOE, junto a tres grupos políticos de la corporación, reclama una mejora de la financiación de la CV

Con motivo de la celebración, ayer, del día de la Comunidad Valenciana, los representantes de los grupos municipales de PSOE, Compromís, Izquierda Unida y Sí se puede, han vuelto a reclamar al Gobierno Central una mejora de la financiación de la Comunidad Valenciana.

Rafa Espuig, de Compromís, ha recordado que hace un año su grupo municipal presentó una moción al pleno en ese sentido, a la que se adherieron los tres grupos políticos que hoy de nuevo se han unido para pedir que “se financie a la Generalitat Valenciana como le corresponde”.

Espuig, citando la moción, explicaba que “somos el único territorio con una renta por habitante inferior a la media que recibe de los poderes públicos menos de lo que aporta, lo cual supone una quiebra de los principios de equidad y solidaridad. Si la Comunidad Valenciana hubiera recibido una financiación por habitante equivalente a la media de España a lo largo del periodo 2002-2013, nuestra Administración autonómica habría ingresado 12.433 millones de euros adicionales.”

Eduardo Vicente, portavoz del PSOE, ha resaltado que “no se trata de hacer un recordatorio sin más porque se cumple un año de esta reivindicación, sino de defender los derechos de todos los ciudadanos de la Comunidad Valenciana en sanidad, educación, protección social, saneamiento y depuración de aguas, medio ambiente, etc”. Señalaba Vicente que “la insuficiencia de recursos hace que estos servicios que el Gobierno central tiene transferidos a la Generalitat hace que éstos no se presten en buenas condiciones”. En este sentido ha comentado que “gracias al cambio de gobierno en la Generalitat, en el último año se han optimizado los recursos para que estos servicios se den en mejores condiciones, pero esto no es suficiente”.

Los cuatro partidos reclaman una reforma inmediata del sistema de financiación autonómica con efectos a 1 de enero de 2014. El reconocimiento de los déficit de financiación acumulados desde que se llevaron a cabo las transferencias de competencias en la Comunidad Valenciana cifrado en al menos 12.433 millones de euros desde 2002 a 2013 y la ejecución por parte del Estado de unas inversiones en infraestructuras equiparables, como mínimo, al peso poblacional de la Comunidad Valenciana compensando en todo caso la insuficiencia inversora de los últimos años.


Esta entrada fue publicada en noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.