La edil de Servicios Sociales niega que se recorten ayudas a las personas desfavorecidas

El descenso de 21.000 euros del presupuesto no afectará a ninguna partida asistencial.

La edil de Servicios Sociales, Alba García, ha negado que se vayan a recortar ayudas y prestaciones a las personas desfavorecidas como ayer aseguró en rueda de prensa el portavoz del Partido Popular, Francisco Muñoz, por el descenso en el presupuesto de 21.000 euros que son de “bajas de personal que no se cubren y de programas como Menjar a  Casa que actualmente lo está asumiendo por completo la Generalitat Valenciana”.

La concejala ha dicho que este descenso del presupuesto, que en nada afecta al funcionamiento ni prestaciones que entrega Servicios Sociales, es más un “ajuste técnico para adecuarlo a las necesidades concretas del departamento”, y ha pedido al portavoz popular que, por favor, “deje de desinformar a la ciudadanía con noticias que son falsas  ya que su partido conoce perfectamente que no se va a recortar nada y por eso votó a favor de la modificación del presupuesto”. García entiende que las declaraciones de Muñoz forman parte de “su estrategia personal de conseguir ser nombrado candidato a la alcaldía a toda costa, y en política jugar con algo tan sensible como las personas y sus necesidades básicas no es de recibo”.

El incremento durante los tres últimos años del presupuesto en el Instituto Municipal de Servicios Sociales ha sido más que “notable”, y así la edil ha enumerado algunos de los programas que más han subido sus dotaciones presupuestarias para “preocuparnos por las personas como estamos haciendo desde que accedimos al Gobierno de la ciudad”.

En este sentido, durante los tres últimos años, las prestaciones económicas individualizadas para cubrir las necesidades básicas se han incrementado en más de un 55% alcanzando este año 2018 la cifra de 430.000 euros; también la Renta Garantizada de Ciudadanía,  la prestación económica para favorecer la integración sociolaboral cuando se carecen de recursos suficientes ha subido más de un 20% y este año se destinarán 800.000 euros para este capítulo; en ayudas a vivienda y empobrecimiento energético, las ayudas para cubrir las necesidades de mantenimiento de vivienda habitual y suministros básicos se implantó en el año 2016 y ha crecido hasta los 100.000 euros.

“Resulta cuanto memos descorazonador ver que se juega con las expectativas de la gente que peor lo está pasando, por lo que le pido al señor Muñoz que trate estos temas con la sensibilidad que merecen ya que las mentiras tienen las patas muy cortas”, ha concluido.

Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.